Innova.cu

miércoles, 19 de octubre de 2016

Crear una, dos, tres ... BioCubaFarmas




Otra de las propuestas que hicimos en la ACC hace ya algunos meses fue reestructurar mas empresas de base cientifico-tecnica al estilo de BioCubaFarma.

BioCubaFarma es un fenomeno interesante de la ciencia y la tecnologia cubanas. Surge de la fusion de los centros cientificos del Polo con empresas de la industria farmaceutica, comercializadoras, fabricantes de equipos medicos, etc para dar lugar a una estructura que opera a escala nacional. Esta bien a tono con la concepcion centralizada de funcionamiento de nuestra economia.

Sus creadores argumentan que se compone de “empresas socialistas de alta tecnologia”, que trabajan “a ciclo cerrado”, cubriendo desde la creacion de conocimiento basico hasta la produccion y comercializacion de farmacos basados en este conocimiento.

Las exportaciones anuales de BioCubaFarma sobrepasan los 700 millones de USD. Parte de estos ingresos son destinados a subvencionar la produccion nacional de medicamentos basicos, que son utilizados en hospitales y vendidos a la poblacion.

Otra caracteristica muy importante de BioCubaFarma es que opera como una estructura “cerrada”, en el sentido de que es casi completamente autosostenida. Tiene sus propias empresas importadoras y exportadoras, sus propios mecanismos de control de calidad, etc. Esto tiene gran importancia porque asi pueden dictar las normas de disciplina tecnologica de su grupo, aislandose un poco del ambiente relajado que prima en muchas empresas cubanas. Esta caracteristica es introducida y sostenida por los antiguos centros cientificos del Polo.

Otro sector en Cuba con capacidad de mantener una disciplina rigurosa en el trabajo, de evaluarse continuamente y corregir sus derroteros es el de la ciencia y los centros de educacion superior que han quedado fuera de BioCubaFarma. Por eso son interlocutores naturales. Ambos sectores se comprenden y se necesitan. Los antiguos centros del Polo, ahora bajo la presion de funcionar como una empresa, deberan buscar la ciencia basica, que no tienen tiempo de desarrollar, en los centros y universidades. Estos ultimos, por su parte, necesitan de recursos, que BioCubaFarma les puede aportar financiando las investigaciones. Es importante que las relaciones entre ambos se asienten sobre bases mutuamente ventajosas.

Seria bueno crear otras versiones de BioCubaFarma que hicieran crecer nuestras ciencia y economia en otras direcciones, desmixtificando la genesis de empresas basadas en la ciencia. Pues es poco probable que situaciones similares a las que se dieron en la creacion del Polo cientifico del oeste de La Habana se repitan en nuestro pais.

En el area de la energias renovables tuvimos una oportunidad en ciencia en los 80. Ahora solo nos queda la experticia, cierto desarrollo industrial y cierta experiencia en el montaje de parques eolicos y fotovoltaicos asi como de utilizacion del bagazo y otras fuentes en la generacion de energia. Ademas, existe voluntad para desarrollar este sector, dictada por la necesidad de disminuir nuestra dependencia del petroleo importado. El Estado invierte cientos de millones de pesos anualmente en esta area. Aqui, una OSDE con base en la ciencia tiene grandes posibilidades de exito. Se diferenciaria de BioCubaFarma en que ahora la industria estaria precisada a jalar los desarrollos cientificos, inyectando, desde luego, recursos a los centros de ciencia asociados. La garantia de exito, a mi juicio, estaria relacionada con que los centros de ciencia tomaran el mando y dictaran el rumbo a seguir y las normas de disciplina tecnologica, de forma que la organizacion se convirtiera en “autosostenida”, al igual que BioCubaFarma.

Otra area con buenas perspectivas para una OSDE basada en la ciencia es la de las comunicaciones y el software. Tenemos la UCI, mas de 10,000 programadores, una empresa en vertiginoso crecimiento como ETECSA, varios centros desarrolladores de software, una Union de Informaticos recien fundada. Que faltaria?: la vision y la disciplina de BioCubaFarma!

Se podrian incluso identificar otras areas. En la propuesta que se hizo por la ACC se señalo la perspectiva de los Biomateriales, por ejemplo.

En conclusion: tenemos a BioCubaFarma, lo cual es muy bueno. Necesitamos varias organizaciones similares en otras ramas de la ciencia y la tecnologia que hagan mas armonico el desarrollo cientifico-tecnico nuestro, hagan crecer nuestra economia con sus produccciones de alto valor agregado, conviertan en una norma el trabajo de nuestras empresas bajo una disciplina tecnologica rigurosa e intensifiquen las relaciones de la ciencia de caracter mas basico en centros y universidades con las empresas del pais.

1 comentario:

  1. Hola Augusto, comparto totalmente tu punto de vista en cuanto a la necesidad de que BioCubaFarma se multiplique en otros sectores de la ciencia y la técnica en cuba. Es una fórmula que parece funcionar para conectar las ciencias (básicas) con las aplicaciones y aumentar así el impacto del desarrollo científico en la sociedad cubana. Saludos. Yamiel.

    ResponderEliminar